formas de administrar el cambio

El cambio es difícil de manejar para la mayoría de las personas y enfrentando una pandemia como colectivo, el añadir atravesar por tus propios cambios se puede volver estresante. Pero manejarlo todo es más fácil de lo que piensas.

Estamos casi a la mitad del año, y esas metas que te has propuesto en enero (hola propósitos de año nuevo) puede que estén hundidas bajo el agua por la aparición de la pandemia. La perspectiva te indicará que las rehagas o las pienses de nuevo,  que las hagas funcionar para TI  en nuestro estado actual y que las modifiques si es necesario. Los cambios siempre han sido constantes y aun así para muchos es lo más común con los que las personas luchan.

En momentos, es lo que viene con el cambio lo que nos hace temer el impacto que podría tener en nosotros – una nueva manera de ser, un nuevo proceso para aprender,  una nueva ubicación a la que acostumbrarnos, nueva gente con la que trabajar y la lista continúa.

Mientras todos vivimos en una época incierta, el cambio constante y ambiguo es el adjetivo que usamos estos días para describir los negocios, se amplifica cuando estamos lidiando con un cambio sobre un cambio. No solo el que está sucediendo en el mundo sino el que estás atravesando personalmente.  

Tu cambio puede ser cualquier cosa, desde el despido de tu mentor o gerente, el repetitivo cambio de horario de tus hijos debido a los ajustes escolares, recibir a un nuevo empleado o una nueva contratación en tu equipo, etc.

La manera en la que compramos, en la que vivimos, en la que trabajamos y cómo nos relacionamos con los demás ha cambiado en solo unos meses. Si bien algunas empresas se han visto impactadas más que otras, tienes los cambios dentro las propias empresas que han estado atravesando problemas, pasando por despidos masivos,a reducir el tamaño de las ofertas de sus productos, a cambiar de roles y hacer diversas maniobras para recortar y ahorrar los costos que se puedan.

Todo el tiempo, estas en el medio de esto tratando de manejarlo y francamente, de mantenerte a flote

Las prácticas de autocuidado contribuirán a tu bienestar general como debería ser y con suerte, lo priorizaras de tal manera que será parte de tu vida y no algo que hagas solo cuando lo necesites. Manejar el cambio en medio del cambio requiere de esas prácticas de autocuidado con algunos ajustes prácticos de mentalidad necesarios para ayudar en ello.

Entonces, ¿Cómo manejas todo en los tiempos de cambio cuando al mismo tiempo tu mundo también está cambiando?

  • Enfócate en lo que puedas controlar– El mundo a nuestro alrededor cambia constantemente. Esta pandemia global no ha sido tímida como para decirnos “¿Qué pasa?” y qué está cambiando. Lo que podemos controlar es nuestra actitud, nuestros pensamientos, sentimientos, comportamiento, opciones y decisiones. Estos hacen la diferencia en tiempos caóticos y particularmente cuando se trata de manejar como elegirás avanzar.
  • Identificar y procesar – Cuando la mente está a toda marcha corriendo a través de diversos escenarios y analizando cada pensamiento, opción y decisión que necesitas tomar. La claridad no tiene espacio para emerger. Sin mencionar que no puedes identificar tus emociones claramente. Una mente clara permite que surjan pensamientos claros. La próxima vez que te sientas abrumado, concédete espacio y tiempo para meditar sobre lo que está pasando en tu cabeza y atender lo que ocurre en ti. Un ejemplo:

“Estoy enojado porque mi agenda ha cambiado una vez más. No tengo energías al final del día y no tengo tiempo para hacer todo lo que necesito.”

Identifícalo – ¿Es enojo? o ¿No se están cumpliendo tus límites establecidos y estás dando demasiado tiempo y energía para ello? No tengas miedo de indagar lo que se avecina,  y haz una pequeña investigación. Pide a un amigo de confianza o colega que te ayude a identificar si necesitas ayuda para trabajar en las emociones subyacentes. 

Procésalo – una vez que lo hayas identificado, ¿Cómo lo procesaras? ¿Puedes tener una conversación con alguien y expresar cómo te sientes y pedir lo que requieres? ¿Necesitas escribirlo en un diario o hablarlo un poco más con un amigo de confianza o colega? ¿Puedes salir a dar un paseo y mover tu cuerpo para ayudar a despejar tu cabeza y obtener algo de claridad? ¿Quizás ambos? La energía y las emociones se atascan en el cuerpo cuando no tienen a donde ir. ¡Ellas están destinadas a fluir!

  • Replantea y afirma – Una vez que hayas identificado el pensamiento estresante al que le has estado dando vueltas y has procesado las emociones detrás de éste, reconsidera y afirma. Con el ejemplo anterior, un replanteamiento sería “¿Qué está tratando de decirme esto? Y ¿Qué está bajo mi control?” una declaración afirmativa podría ser, “Estoy feliz de ser flexible con mi agenda y le daré prioridad a las actividades más relevantes para asegurarme de tener suficiente tiempo para dar a quienes me necesiten”
  • Administración del tiempo – administración de tu tiempo– podría decirse que es el recurso más valioso que se vuelve muy importante en tiempos de cambio. Tu agenda puede convertirse pronto en la agenda de todos los demás, y no te pertenecerá a menos que no tengas control sobre ella. Prioriza las mayores responsabilidades en tu día que requieran mayor cantidad de energía y recursos, eso también te incluye a ti mismo. 
  • Estar presente– Por mucho, uno de mis recordatorios favoritos. Cuando tu mente comience a adelantarse y corra al siguiente pensamiento, tarea o aventura lejos en el futuro, vuelve al momento presente. No solo es relajante sino que te trae de regreso al lugar sobre el que tienes control– lo que está sucediendo en ese instante.

El cambio es inevitable y aunque todos nosotros atravesamos esto juntos como un colectivo, no deja de lado que cada uno pueda estar atravesando por cambios personales. Cualesquiera que sean.

Manejar esto puede ser difícil si constantemente cambiamos de marcha sin procesar como nos sentimos al respecto de lo que sucede *Y* si estamos de acuerdo con ello. Mereces más que solo “mantenerte a flote”. En lugar de eso enfoquémonos en prosperar.

¿Cuál de estos consejos puedes verte aplicándolo a partir de hoy? Recuerda, tú y solo tú eres completamente capaz de navegar a través de cualquier cambio que esté pasando, sea un una pandemia global o asimilando la pérdida de tu jefe favorito debido a un despido.

Facebook Comments